THE BARCELONA REVIEW 48




Esta prestigiosa revista internacional de narrativa breve incluye en su última edición, mayo – junio, a tres peruanos: Fernando Ampuero en Narrativa, que en exclusiva para The Barcelona Review, nos ofrece el cuento “Voces“, un adelanto de su nuevo libro de relatos, “Mujeres Difíciles, hombres benditos”, que la editorial Alfaguara publicará en julio (dicen). Un cuento tenso y sensorial que toma como pretexto el consultorio de un médico otorrino para mostrarnos la psicosis de una madre y su joven hijo. Habrá que estar atentos a esta nueva entrega del autor de “Miraflores melody” y “El enano”. Después figura otro escritor no menos reconocido: Isaac Goldemberg en Notas de actualidad, cuya obra ha sido traducida al inglés, francés, hebreo, italiano y alemán. Con él celebramos la entrega de la “Orden de Don Quijoteque otorga St. John’s University y la Sociedad Nacional Honoraria Hispánica Sigma Delta Pi, un reconocimiento que en el pasado han recibido escritores como Camilo José Cela, Elena Poniatowska, Carmen Laforet y Emir Rodríguez Monegal. Y un tercero en la sección de Reseñas, Umberto Jara con su libro “Historia de dos aventureros“, que no me llena de satisfacción, ni siquiera es visible en el libro el nombre de una editorial para completar la bibliografía. Antes del índice ya es un libro bajo sospecha. Lo es, mejor dicho, desde que se lo ve en un quiosco, ya que en Lima se lee muy poco, se piratea mucho, y los libros que llegan a los quioscos no hablan precisamente de la endemoniada política. Tenemos para todos los gustos.

Siguiendo en la sección de Narrativa me topé con un autor nuevo para mí, Eduardo Iriarte Goñi, nacido en Pamplona y dispuesto ha añadirle el atractivo literario a la ciudad mundialmente conocida por la Fiesta de San Fermín (eso de las cornadas no va conmigo). Según su carné ha publicado más de 60 novelas y ensayos; me llamó la atención tan apabullante curriculum para un escritor nacido en el 68. Su cuento “La indiferencia de los peces” parece escrito por un autor experimentado, poseedor de una prosa segura y no por eso complicada. Posee la tranquilidad del camarógrafo oficioso que sabe acompañar muy bien el desarrollo de las escenas sin demorarse ni adelantarse, entregando al espectador lo que realmente necesita ver. Discurre a caballo entre lo real y lo fantástico, pero muy lejos de la otredad de Cortázar. Ya estoy buscando en la web algún libro suyo. Sin embargo me parece que el cuento mostrado aquí, hubiera quedado mejor si se le suprimía el último párrafo. Con todo, es un buen cuento. La crónica no podía faltar en la revista. “El chubasquero de Coronel Tapiocca” es una crónica divertida y motivadora que tiene como escenario la tugurizada ciudad de Manila. Más de un escritor o aspirante a escritor se va ha sentir identificado en algún momento de la historia.

Alberto Fuguet y Edmundo Paz Soldan, los muchachos McOndo, son entrevistados en Barcelona mientras toman desayuno. ¿Breakfast in Barcelona? Están reunidos en la ciudad del arquitecto Antonio Gaudí por el encuentro “Nuevos Escritores Hispanoamericanos: Valiente Mundo Nuevo” que tuvo lugar en Lleida y Barcelona, concluyó el pasado 2 de abril en el Centro de Exposiciones Caixa Forum. Ambos escritores dialogan sobre la relación actual de latinoamérica con la literatura, cada cual en su tono. Fuguet anuncia el término del rodaje de su nueva película. Paz Soldan sostiene que Eso es el oficio (escribir). Dedicarse a esto como una carrera en la que lo que importa es el deseo de contar una historia más allá de lo que pase con ésta, si la vayan a leer 50 personas o 5000. Eso me parece más profesional que otros escritores que lo son y tienen que sacar un libro cada año por exigencias del mercado. Fuguet opina distinto: En mi caso yo no sé si lo haría, siempre he tenido la oportunidad de publicar. No podría decir si escribiría sin la necesidad de publicar.
El escritor Guillermo Cabrera Infante (Gibara, Cuba 1929) perteneciente al Boom aunque opacado por las figuras de Varguitas, El Gabo y Julito (¿cuántos chicos boom vivos nos quedan?), murió el pasado abril en Londres sin volver ha pisar La Habana desde su exilio en 1966. Es el autor de una novela rebelde y juvenil: “La Habana para un infante difunto” y de “Tres Tristes Tigres” en donde nos muestra su pasión por la música cubana. La seción necrológica de la revista está dedicada a él, con la intención de acercarnos a las pasiones que movieron su vida: el cine, el tabaco y la música cubana. Una lectura que estoy seguro disfrutaran y si no han leído aún a Cabrera Infante, tal vez lo hagan luego de leer el texto “Entre humo y cenizas“. Provecho.

Leave a Reply