EL ABUELITO DE KING KONG

Uno de los más grandes éxitos de taquilla fue “King Kong” en 1933 (que figura entre las grandes fechas del cine), al punto que salvó al estudio que la producía (RKO) de la quiebra y sirvió de inspiración para las secuelas de varias imitaciones en todo el mundo, incluida la de Peter Jackson, actualmente en cartelera. Fue una película en blanco y negro y duraba 104 minutos. La dirección fue compartida entre Merlan C. Cooper y Ernest B. Schoedsack, ambos habían sido militares ex-combatientes de la primera guerra mundial, que empezaron su colaboración tras finalizar la contienda, se dedicaron principalmente al cine documental. Rodaron “Grass” (1926) en el Kurdistán, “Chang” (1927) en Siam, “Rango” (1931) en Sumatra. En el cine de ficción además de King Kong (1933) cabe destacar “Las cuatro plumas” (The four Feathers, 1929). Schoedsack, sin Cooper, dirigió en 1932 “El malvado Zaroff” (The most dangerous game. Durante este año también se realizaron: “20.000 años en Sing-Sing” de Michael Curtiz, “El hombre invisible” de James Whale, Greta Garbo interpretó “La reina Cristina de Suecia” de Robert Maoumulian.
Datos: Era un filme admirado por los surrealistas. Los dibujos de Willis O’Brien previos a la realización del filme fueron fundamentales en la concepción de la película, O’Brien habia sido el autor de los trabajos de animación en 1925 de “El mundo perdido” (The lost world). Así, King Kong era un muñeco de 45 cm. que se filmaba cuadro por cuadro, lo mismo que los aviones en primer plano. Edgar Wallace comenzó a escribir el guión pero murió antes de acabarlo.

Leave a Reply