EL GOCE DE LADO B

La Universidad Privada del Norte (UPN) ha publicado el tercer número de su revista cultural LADO B. Una entrega en la que corroboramos que la revista va in crecento. El número anterior estuvo enfocado en “Los malos modales” (hubieron hasta pedos de antología). Ahora transcurre en torno a Las Festividades. Ya sabemos lo variado que es el hombre y sus costumbres y de entre ellas, las encargadas al regocijo de los sentidos. Jordi Soler mezcla el cine (de refilón) y la música en un curioso artículo donde resalta que el cine nos ha dejado la costumbre de imaginar con música las cosas importantes (…) En 1992, el multimillonario francés Pierre Druón, alquiló un tren de alta velocidad completo, para celebrar a bordo su cumpleaños 64. (…) En determinado momento trágico, el tren perdió los rieles y fue a dar al fondo de una barranca. Luego, vemos que la marihuana no es más el bicho raro, al menos para Orge (un argentino amenazado de muerte por el gobierno de Menem, cultor de los porros, rocker en los 80 y padre de familia ahora, aún marihuanero). Esta crónica-entrevista hecha por Elizabeth Neyra nos muestra la otra cara de la marihuana, se dice que es lo menos tóxico del planeta. No tiene riesgos, no crea dependencia, es me­dicinal y no le hace ningún tipo de daño al cuerpo humano. Como ven, hay para todos los gustos. Aun con la “fiesta de la democracia”. Richard Licetti nos muestra unas “Claves para viciar el voto”; afirma que llevado al plano de lo ético, votar viciado supone un acto de justicia y de derecho ele­mental. ¿O es que la libertad no nos alcanza para expresar nuestros desacuerdos? Para los castizos y mojigatos, por favor, saltéense la nota de Héctor Acuña a propósito de los matrimonios entre homosexuales y pedofilias. Husmea en el transformismo y nos deja con un reportaje sobre el “transgénero como sujeto-objeto posmoderno” y sentencia que la función dramática del travestismo no sub­siste sino en la medida en que se trata de un falso drama o forma quimérica de seres que aparecen y desaparecen a voluntad. A ver si algunos por ahí salen del ropero. Y yo que me ruborizaba porque me gusta ver los zapatos calzados en pies feminos. Pero para juergas, los alemanes. Vean. La escuela de arte y arquitectura Bauhaus festeja bajo la lupa de Alan Pauls, que nos lleva de la mano a los desmadres tras bambalinas (con matrimonios y todo), a las encerronas y demás actos “impúdicos” en los que a Kandinsky le gustaba vestirse de antena, Itten iba de engendro amorfo, Feininger de dos triángulos rectángulos, Moholy-Nagy de segmento atravesado por una cruz. Much se disfrazaba de apóstol desaseado, Klee de canto del árbol azul y Gropius (el director) de Le Corbusier. !Plop! Seguimos en Europa. El dúo peruano Silvania (música ambient, electrónica, pop… uno de mis engreídos) afincados en España desde hace más de una década (salieron de Ancón y en Madrid hallaron más que las puertas abiertas, las ventanas y el techo) han cambiado de nombre (“Cielo”) y propuesta. De ello nos enteramos en una jugosa entrevista hecha por el director de LADO B. Siguiendo en la nota, también destaca (aunque para algunos por ignorancia) la conocida sección de reseñas de discos no muy conocidos. Aterrizamos en el oriente de Perú y leémos a Luís Gonzales Polar, que se escabulle entre “polvo y pica-pica”, neón, bebidas exóticas (¿Masato Tónic?) y con gente de todo sexo y gusto sexual en las discotecas de la amazonía peruana, para realizar “de la juerga su reportaje”. Un reportaje por demás revelador, colorido y divertido cerrando casi la revista.

Hasta aquí, todo bien. No obstante, si para mi gusto faltó algo, eso fue cine. Bueno, y como sabemos de lo molesto que es la perfección (la revista está buena y “bonita”) y además porque no todo siempre es felicidad, han metido por ahí un texto mío. LADO B es de distribución gratuita. En Lima anda por Crisol (me parece que también estará en el Centro Cultural de España, en el de la Católica y no sé dónde más. Por confirmar), en Trujillo está en la Adriática (deberían de distribuirla también en la librería del Fondo de Cultura Económico). Lo cierto es que está al alcance del brazo sin meter mano al bolsillo. Además la han subido a la internet. Por si las moscas, las sugerencias, palmas, cuetes o tomatazos, por favor, al blog de su director: Indieferentes. Provecho.

2 Comments

Leave a Reply