62 DETECTIVES SALVAJES

“La primera impresión es que Ricardo Piglia es disléxico: donde dice biografía lee bibliografía. Viene confundiendo ambos términos desde que su familia dejó Adrogué y se instaló en Mar del Plata”. Así abre la didáctica entrevista extraída del diario La Nación, de Buenos Aires, aparecida el pasado domingo en El Comercio, de Lima. El autor de Respiración Artificial es preguntado acerca de uno de los autores latinoamericanos de culto creciente entre los jóvenes: Roberto Bolaño, de quien fue amigo personal. En referencia al autor de Putas Asesinas (que a mi gusto contiene uno de los mejores cuentos escritos en lengua castellana: ‘Últimos atardeceres en la Tierra’) y su vínculo con la Argentina, el entrevistador le pregunta:

–Como él siempre citaba a Borges, Di Benedetto, Puig y Cortázar, ahora algunos dicen que era un excelente autor argentino. ¿Le llama la atención la relación que tenía con la narrativa de su país?

– (Piglia) Conocía muy bien la literatura argentina. De hecho, siempre he pensado que 2666, entre muchas otras cosas, es un extraordinario comentario, elíptico y desplazado, de 62 Modelo para armar y del capítulo 62 de Rayuela. Me parece que ese tipo de tensión y de diálogo entre tradiciones define lo que pasa hoy en la literatura en lengua española.

Nota aparte, anoche que estuve dando una vuelta por librerías miraflorinas, husmeando, pensando en darle una ojeada al nuevo libro de Vargas Llosa (“Travesuras de una niña mala”), me topé con un libro imprescindible (pero caro) para los que amamos a Julito Cortázar. Se trata de un libro visual, un recorrido por los lugares parisinos en que se desarrolla Rayuela. Una guía fotografiada de viaje, con citas y referencias tomadas de labios de Horacio o La Maga y demás, en aquellos encuentros casi imposibles. El título: El París de Rayuela.

4 Comments

  1. Hoy nos sacas dos maravillas al escaparate: Bolaño y Cortazar. Demasiado para mi. Adoro Bolaño, y lo último que leí me fascinó: “los detectives salvajes”. Y de Cortazar está pendiente de que lea Rayuela, hace años que quiero. Un abrazo

  2. Anónimo

    Hola Óscar,

    He revisado el capítulo 62 de Rayuela (las partes prescindibles) y no entiendo a que se refiere (Piglia) cuando dice lo que dice: (… ese tipo de tensión y de diálogo entre tradiciones define lo que pasa hoy en la literatura en lengua española). Disculpa si soy muy bruto.

    ¿En que librería viste ese libro: “París de Rayuela”?, ¿Quién lo edita?

    Gracias,
    Jorge

  3. Lo del capítulo 62 es algo difícil de entender por sí solo en el contexto en que lo plantea Piglia. Habría, además y necesariamente, leer 62/MODELO PARA ARMAR. El título de la novela que siguió a RAYUELA no es de gratis. La librería queda pasando la cuadra de la Calle de las Pizzas, en la esquina. Se me fue el nombre.
    Disculpa por no responser antes, pero estuve algo enfermo. Saludos.

Leave a Reply