¡PERÓN ES UN MARICA!

Gritaba desde su ventana Ava Gardner a su antipático vecino cuando lo pillaba en su balcón ofreciendo discursos a multitudes imaginarias. Pero la relación entre la estrella de Hollywood y el exiliado presidente de Argentina luego del golpe de Estado en 1955, reunidos en el mismo edificio en el Madrid de 1960, no siempre había sido así de tirante. Lee Server, biógrafo de la diva y autor del libro “Love is Nothing”, asegura que al comienzo se reunía en la cocina de Perón a degustar las empanadas que ahí eran preparadas por Isabel, la prometida del presidente gaucho, y que además charlaban los tres acerca de la difunta Evita. No obstante, debido a las fiestas hasta el amanecer que Ava ofrecía en su departamento, se arruinó dicha amistad y empezaron los insultos. Ava Gardner salía con su criada a la ventana, cuenta Lee, y ambas gritaban “!Perón es un marica”!
La diva dejó este mundo en 1990 y su antipático vecino en 1974. Lee server afirma que Ava Gardner, las veces que estuvo en Cuba, hospedada en casa de su amigo escritor Ernest Hemingway, visitó a Fidel Castro antes de la Revolución y que, en esas idas y venidas, hubo un romance entre ellos.

6 Comments

  1. justo estoy escribiendo para una revista argentina la relación del peronismo con los mundiales de fútbol disputados y me venía bien una historia así como para descontracturar tanta seriedad.

    saludos.

  2. Cierto Zenia,, el precio de la fama. Y el alcohol era habitual en su dieta, como bien lo ha dicho Zuriñe, unos jugos de fruta bastantes cargados de cognac. Y Voyeur, de hecho este episodio le imprimiría frescura a tu reportaje sobre Perón y el futbol.
    Saludos a todos.

Leave a Reply