BUTACA 27

BUTACA, con el apoyo de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, es una de las escasas buenas revistas de cine (otra es GODARD!) que se edita en Perú. Y no lo es sólo por su parejo contenido, a fin de cuentas lo principal, sino también por que viene en vistoso formato en papel cuché y cuenta con una sencilla y sobria diagramación en blanco y negro, que nos permite olvidar por momentos el colorido fotográfico ausente en ella. Los temas que abarca, cosa obvia, están básicamente vinculados al cine: crítica, artículos políticos y sociales, entrevistas, reportajes y, lo que me parece bastante loable, difusión de los trabajos audiovisuales de noveles autores, tanto de Lima como de provincias.
El plato fuerte de su reciente número, a mi gusto, recae en dos pilares: primero, el espacio dedicado a la crítica de los trabajos de autores peruanos (en su mayoría desconocidos para el público promedio), así como dedicarles un amplio espacio a sus entrevistas, con lo que nos aproximamos a las inquietudes y limitaciones de esta nueva generación de realizadores. Segundo, un extenso, variado y bien documentado dossier sobre el sonido cinematográfico (Además información sobre el 27° Festival de Cine Latinoamericano en la Habana).

Películas inusuales en la filmografía peruana, como “Detrás del Mar”, de Raúl Del Busto, que “es un largometraje peruano de cine experimental”, según el reseñista. Sin embargo el propio Del Busto diría al respecto que “Nunca me tomo la libertad de ponerle algún género sino que esto se va dando, me imagino que la parte experimental sería por el aspecto de la búsqueda, de probarse uno mismo hasta qué límite puede llegar explorando algún recurso”. También figura lo que se podría llamar “cine regionalista”, que básicamente muestra su apego a dos géneros: el social y el fantástico. Producciones como “Sangre y Tradición” de Nilo Inga, “El Misterio de Kharisiri” de los hermanos Vallejo. “Al parecer el cine hecho en provincias (las de la Sierra sur y central) insiste con sus historias de espíritus malignos, hechiceros y curanderos”, mientras que “Almas en Pena”, de Melinton Eusebio, adapta una leyenda urbana harto conocida: “(…) un joven camionero, recoge en la carretera a una mujer que se aparece en medio de la noche y le pide que la lleve a un pueblo cercano. La lleva y queda en encontrarse con ella al día siguiente, descubriendo luego que la dama en cuestión había fallecido un año atrás (…)”. A todos ellos se les critica un flojo trabajo de edición, de fotografía y aun de guión y de actuación, y esto es comprensible y aceptado (no del todo) por ellos, pues los recursos con los que cuentan son muchas veces precarios, y no sólo los económicos, sino también los de formación; aunque como dice Henry Vallejo: “(…) es preciso decir que si uno quiere hacer cine hay que empezar con lo que se tiene y también con lo que no se tiene”. Es fácil sentarse a ver una película y decir si ésta nos gustó o no. Pero lanzarse a crear y a hacer cine (del bueno), es algo muy distinto. En fin. Algo que me parece bastante plural en esta BUTACA, es que nos enteremos de las apreciaciones de los críticos de la revista, respecto de esas producciones nacionales, y páginas más adelante leemos lo que opinan sus creadores sobre las mismas producciones antes comentadas.

Acerca del dossier sobre el sonido cinematográfico, me limitaré a mencionarles que abarca lecturas desde “King Kong” en su versión original en 1933, pasando por “Star Wars”, “Apocalipsis Now”, “El Padrino”, así como una exquisitez acerca del sonido de los “benshi”, “una suerte de presentadores de películas, narradores, comentaristas y hasta ‘sonidistas en vivo’ de filmes ‘mudos’ en el naciente cine japonés de principios del siglo pasado, hasta la llegada del cine sonoro a esas costas. Luego pasamos al llamado “cine sonoro”, con una alusión a la obra maestra y ópera prima de Orson Welles “Ciudadano Kane”, y la enigmática palabra “rosebud”, pronunciada por el singular personaje. Finalmente, un recorrido por cuestiones de orden técnico, con didácticos ejemplos de lo planteado, que agradarán a los cinéfilos acuciosos; es decir, a quienes ya no sólo leen entre líneas, sino que además ven entre imágenes y oyen entre silencios.
Ojo, tienen una web: www.unmsm.edu.pe/cinearte

6 Comments

  1. Palmas y años de vida para “Butaca” =)

    Me encantaría adquirirla y encontrar una extenso reportaje en cuanto a los cortometrajes en el Perú. Aún aguardo la inquietud de hacer un cortometraje…

    Saludos Óscar, la canción de Damian Rice ( de la película Closer ) ya está en mi blog.

    Saludos !

  2. Anónimo

    ¿Qué tal óScar?, Zenia desde:

    http://imaginados.blogia.com

    Tomaré nota de la página web que compartes. Se hacen cosas nuevas, el cine del continente se revoluciona, busca códigos más parecidos a su realidad y se aleja de las consabiodas recetas: carreras de autos, rubias altas y delgadas, modelo de la aldea global. Aparecen el rostro y la vida verdaderos de latinoamérica.
    ¿Y las telenovelas?. Muchos las ven como un pseudoproducto cultural, pero… ahí están, y constituyen una fuerte tradición cultural en el área. Incluso, productores de otras zonas geográficas las adaptan para impactar en el público hispano.
    Aunque se les mira de reojo, plasman la música, las costumbres, el arte culinario de una determinada nación.

  3. Hola, Oscar
    Yo escribí la crítica de “Detrás del Mar” en BUTACA. Si bien, el director de la película no diría que su obra es “experimental”, la llamé así con la intención de orientar al lector.

    Lo malo de BUTACA es que es dificil encontrarla en kioscos, necesitamos mayor promoción para que los cinéfilos la compren.

  4. Cortavenas, gracias por el dato de Rice (que también ha fascinado a Erika) y esperamos por ver pronto un corto suyo, que imagino cargado de un fuerte individualismo.
    Zenia, desde Cuba, sabe muy bien lo importante que es brindarle al ciudadano común y silvestre, al creador desconocido todavía, los mecanismo para la difusión de su obra. Ojalá que estos mecanismos sean más y mejores, y aun funciones no solo para la difusión de trabajos, sino también para la ejecición de los mismo.

    Lo de Iñarritu es lago que como latinos nos alegra bastante, Magada bella, más a ustedes los mexicanos. Ya la comentaremos y de hecho, !Felicitaciones!

    Andrés, que gusto el tenerte por estas nubes. Sabes, anoche Bryce en la presentación del libro “Pasajeros Perdurables” dijo algo bastante simple y cierto: “A veces es más difícil vencer las tonterias que ganar la guerra”. Una de esas tonterías es el hecho de que BUTACA no sea distribuída como debe en los kioskos y así, logre mayor difusión. Por otro lado, creo que manejar el lenguaje cinematográfico como se hizo en “Detrás del Mar”, según tus comentarios, es algo inusual en Perú (más allá de los resultados) y por tanto, creo sí le cabe el término “experimental”.

    A todos, un fuerte abrazo.

Leave a Reply