MI REINO POR UN GOL

Desde el fin de semana anterior hasta el día de hoy por la mañana, alternamente a mis actividades cotidianas y mi sesión diaria de hipnosis mundialista, me dediqué a recortar, grabar videos, entrevistas, imprimir apuntes, artículos y notas que llamaron mi atención como combustible para lo que suelo colgar en este blog. Básicamente referencias sobre cine, literatura o la interacción o contraposición de ambas expresiones. Tenía, por ejemplo, una nota sobre el reciente premio Príncipe de Asturias, Paul Auster (autor de “Leviatán”, “La noche del oráculo” entre otras obras) y su trabajo cinematográfico (algo no muy difundido como “Lulu on the bridge”, “Smok”), a propósito de la próxima película de la que es director y si mal no recuerdo, guionista. En él me enteré que en la primera película de Auster (haciendo las veces de productor, director, guionista, etc.) actuaron unos pocos amigos del escritor, conocidos en Cannes y en algunas fiestas, que se entusiasmaron con las historias que quería llevar al ecran. Una deuda por saldar es conseguir las películas de Paul Auster (aquí un link). Tenía, también, un estudio sobre Peter Greenaway, el director de “The Pillow Book” (que ya la he conseguido, para los interesados, según lo ofrecí en su momento) y su instalación lumínica en Holanda en mayo último, basada sobre un cuadro de Rembrandt, “La Ronda Nocturna” (“Nightwatching“) en que, por medio de artilugios electrónicos, le otorga vida a los personajes del referido cuadro o, dicho de otra forma, ha hecho “una película” de luz de un cuandro del maestro de la luz (otro link). Este director cada vez más incrementa mi curiosidad por su propuesta estética y planteamientos filosóficos sobre la relación entre la literatura y el cine. Afirma, de modo sucinto, que el cine debería de preocuparse por romper el cordón umbilical que lo mantiene atado a la literatura. Y para eso, o para probar que se le puede dar vuelta al pastel, tenemos “Escrito en el cuerpo” o “The Pillow Book”, que trata de literatura, pero llevada a un plano de culto visual en que el formato o la mítica hoja de papel, era dejada de lado para escribir sobre el terso cuerpo desnudo de jóvenes dispuestos. Recuerdo haber tenido en ese puñado de información algo sobre García Márquez y la próxima adaptación de su estupenda novela “El Amor en los tiempos del cólera”, que será protagonizada por uno de mis actores favoritos, Javier Barden, de quien volví a ver hacce unas noches “Before Night Falls” y por ello, releyendo “Celestino Antes del Alba”. Lo mismo se hará con “Pudor”, la anterior novela (con no muy buenas críticas) del reciente Premio Alfaguara, Santiago Roncagliolo. Recuerdo, además, que venía repitiéndome a mí mismo que ya era hora de que me sentara a escribir los artículos de lo que había pensado para esta semana y que me dejara de tanto fútbol. Recuerdo, y esto quizá sea lo que más nítido recuerde de todo esto, que me dije hoy por la noche lo hago, para que no se acumulen, pero ya ven cómo son las cosas, me siento a escribir lo que me prometí escribir y antes, busco por todos lados la bolsita en que guardaba el material, la sangre que alimentaría mis artículos, pero nada. No estuvieron por ningún lado. Entonces no me quedó más remedio que contarles lo que iba a hacer, no obstante ni yo mismo sepa jamás lo que de ello iba a resultar. Bueno, y echármelas a levantar mis libros, películas, sábanas, controles remotos, discos, zapatos, medias, pantunflas, botellas y mochilas porque no acepto haber perdido los papeles. Aunque mejor lo haré luego, con más calma, pues ya empieza la transmisión del resumen mundialista.

8 Comments

  1. Casualidad acabo de comprar hoy un librito estupendo de Auster, una biografía muy original, “A salto de mata” que voy a devorar. Y me encanta saber que Barden va a intervener en una película con historia de García Marquez. Que bueno!!

  2. Anónimo

    Hola oscar, zenia desde:

    http://imaginados.blogia.com

    ¡Qué horror el partido entre Portugal y Holanda¡ La violencia estuvo a mares. Me dio mucha lástima con el jovencito Cristiano Ronaldo.
    Nadie puede sustraerse de esta fiebre mundial.
    Y en los medios de comunicación casi no hay espacio para nada más.
    Ojalá que no se desate una guerra contra nadie, pues nos enteraremos tarde.

  3. El tío Geenaway es un tipo que se tiene que seguir de cerca, que bueno que también te agrade Emidark.
    Juanca, ahí caigo en breve.
    Zenia querida, eso fue un concierto de patadas que deslució el fairplay jugado haste entonces. Aún así, mi favorito Portugal se alzó con el triunfo.

Leave a Reply