SCORSESE Y LA MAFIA

The Departed” es el primer filme sobre el crimen organizado que realiza el director de “Toro Salvaje” y “Taxi Driver” desde su reconocida “Casino” con su fetiche Robert De Niro (a quien el actor español Javier Bardén considera como su Dios, y yo, aficionado tan sólo, como uno de los de mi club). Lo que llama la atención más allá del género del film, es el elenco “de muerte” que ha convocado Socorsese, y me refiero no tanto al nuevo rudo Matt Damond ni mucho menos al niño bonito Leonardo Di Caprio (de quien Scorsese se ha declarado admirador ¿?) como a Jack Nicholson (cada vez que lo nombro se enciende en mi interior destrozando con un hacha la puerta que protegía a su atormentada esposa en “El Resplandor”). Nicholson es casi de la misma generación que Scorsese y esto ya es algo extraño: pues, si no me estoy equivocando de plano, es la primera vez que convoca a alguien casi tan viejo como él. En fin, lo cierto es que a mi gusto hay dos directores que conocen su ciudad, Nueva York, como las palmas de sus manos: Woody Allen y Martin Scorsese, y quizás por ello, las producciones que este par realiza entre esos edificios, vienen con ese saborcito, con ese “no sé qué” que las distingue de las demás, o de las rodadas en otras ciudades . “The Departed” toma por asalto a la gran manzana y según los cables noticiosos, marca el regreso de Scorsese a su ambiente natural, la violencia callejera que se convirtió en su sello desde hace más de treinta años con “Mean Street”. Cosa curiosa, y siempre en la polémica, a pesar de haber sido nominado en 19 oportunidades al Oscar, nunca ha conseguido hacerse de una estatuilla, como tampoco lo hicieron, a pesar de merecerlo, Orson Welles o el mismo Hitchcock, aunque me parece que hace algunos años se los otorgaron póstumamente. La revista “Time” ya considera a “The Departed” como uno de los firmes candidatos del año. Pero no debemos olvidar que lo mismo dijo en su momento de ese prolongado bostezo que se llamó “El Aviador”, con su nuevo niño Leonardito. En fin, esperemos y nada más.

5 Comments

  1. No soy gran admirador de Scorsese, y todavía sigo pensando que Taxi Driver es su mejor película. Hace unos días tuve la oportunidad de ver The Departed, y la verdad es que es una excelente película, probablemente la mejor de Scorsese desde Casino. Nicholson, por cierto, resucita (fue Kubrick quien lo mató en The Shining); y su desempeño es francamente brillante. Ojalá The Departed llegue pronto al Perú, para que los hinchas puedan reencontrarse con Scorsese (que de veras, había volado bajo con El aviador y terminado golpeado por las Pandillas de New York).

  2. Creo que subestimas a Di Caprio, o en todo caso a la capacidad de Scorsese de sacarle mejores actuaciones que las que Leo suele dar en otras cintas. En The Aviator me sorpredió gratamente. Está claro que Marty ha encontrado en él un De Niro que todos extrañamos, sino ya olvidamos 🙁

Leave a Reply