ARQUEOCINE

Gerardo Cailloma, director del cineclub de la Alianza Francesa, me ha envíado este texto sobre el ciclo de cine del mes de octubre, el mismo que comparto con ustedes, después de salir de la proyección de LA MOMIA (KARL FREUND, 1932) de quien Gerardo escribe que Es una película de fantástico terror, que tiene por rol principal a Boris Karloff. Tras exactamente 10 años del descubrimiento de la tumba y momia de Tut-Ank-Amon por parte de Howard Carter, este film está precedido por todo ese halo de misterio y terror, que generó la sucesiva racha de muertes de muchos de los integrantes de la expedición Carter en el Valle de los Reyes en Egipto. El presente post toma prestado el nombre del artículo original:

“Quizá uno de los objetivos más grande de la ciencia, basado en el sentido filosófico de la vida (con la cual se da un derrotero consustancial a la Epistemología), es el origen de la humanidad. Diversas especulaciones han ido surgiendo desde que la especie humana creó diversas manifestaciones de su existencia de manera consciente para la posteridad, hasta la actual sofisticación de la genética en su alucinante rastreo de los primeros humanos como tales. Por otro lado, la aparición del arte significó el paso a una de las etapas más transcendentales de la humanidad, ya que le permite la ascensión de esta a niveles supraestructurales, espacios en los que el hombre realiza una representación muy especial de su momento, una visión cosmogónica y ordenadora de su entorno. Estas especiales relecturas nos van abriendo cientos de ventanas para entender más al ser humano en su contexto, en su momento y nos permite ver, además, que pese a los miles de años de historia, en esencia la humanidad sigue siendo la misma.
A través del arte el hombre trata de aprehender lo inasible para sus lecturas y nos da esa voluntad de perpetuidad en todos sus testimonios que han llegado a nuestros días. Interesante es cuando las artes, apoyadas por la técnica apabullante de nuestros días, permite reconstrucciones de parajes históricos, tratando en algunos casos de ser lo más veraces posibles o en otros, los más, en un reacomodo de acuerdo a las intenciones e intereses de las personas que hacen dichas propuestas. El cine no escapa a esto. Como las antiguas catedrales góticas, los impresionantes colosos de Mennon o la música de Händel para las cortes inglesas; las manifestaciones artísticas eran también manifestaciones de poderío de una comunidad, de un gobernante, de una sociedad.”

3 Comments

  1. Anónimo

    ¿Ya dieron la momia? Ando desubicado con la proyección de películas, trataré de ver las otras del ciclo.

    Lo de “Grindhouse” (Tarantino/Rodriguez) ya tiene trailer. Cuestión de buscar.

    Saludos

Leave a Reply