NARRATIVAS 4: ENERO – MARZO

Debo disculparme por no haber vuelto a redactar antes el artículo que tenía sobre el número 4 de la revista mexicana NARRATIVAS. Una revista dedicada al arte y más, a la Literatura. Sucede que el anterior artículo en mención, preparado con más detalle en el mes de enero, se perdió en un calambre de mi ordenador. Así es que en la vigencia del último tercio de este número, Enero-Marzo, y antes de que aparezca el próximo número en Abril, quiero presentárselas a quienes no la conocen todavía y a quienes ya la leen, destacando algunos de los varios textos que me interesaron.

Abre esta edición lo que para mi es un grato descubrimiento en poesía: Delmira Agustini, poeta uruguaya de principios del siglo XX. Se trata de un breve ensayo sobre uno de sus poemas: “El Intruso”. Se dice que la poeta vive en un mundo dominado por figuras masculinas y moralidad burguesa, lo cual obviamente le asigna un determinado papel en la sociedad tanto por tratarse de una mujer que escribe como por participar de la tendencia modernista contestataria; bajo estas determinaciones, su obra por supuesto será producto más de la intuición que de la reflexión poética ya que su discurso erótico –que resultaba inédito por provenir de una mujer– recibe la critica de sus contemporáneos que no conciben a la mujer en un papel agente, declarativo, atrevido (…). Unos versos de “El Intruso” son Amor, la noche estaba trágica y sollozante/cuando tu llave de oro cantó en mi cerradura;/luego, la puerta abierta sobre la sombra helante,/tu forma fue una mancha de luz y de blancura. (…).

Para los amantes de Joyce, y más para quienes se acercaron al autor de “Ulises” por sus relatos de adolescencia en “Dublineses”, (que yo leí con lápiz y papel aunque al final el libro no me gustara tanto como esperaba, pues pensaba que “no sucedía nada”), no pueden perderse un ensayo en que dice la autora En este trabajo pretendo utilizar dos relatos de Dublineses, «Eveline» y «La casa de huéspedes» («The Boarding House») para analizar la manera en que, a través de los personajes de Eveline y Polly, el autor, James Joyce, ofrece una visión real de la figura adolescente femenina, en consonancia con sus intenciones de mostrar a los ciudadanos de Dublín, sus compatriotas, «un capítulo de la historia moral de su país», así como «echarse un vistazo en su bruñido espejo» para conocerse a sí mismos. Al mismo tiempo, la obra se enmarca en un contexto histórico-literario muy preciso, que desvela algunas claves de la composición y recepción de Dublineses.
Para los sorjuanistas, hay un trabajo sobre la recepción crítica de Sor Juana Inés de la Cruz desde el siglo XVII hasta la actualidad. Hay también un texto sobre la obra de Cortázar llevada al cine y una posibilidad de adaptación de Rayuela. Están los ya esperados relatos de todo calibre de autores consagrados y de otros en divulgación de varias partes del mundo hispano, en que destacan varios relatos breves o “minificciones”.
Cierran la edición la clásica sección de reseñas, que en este número caen sobre “Jaques el fatalista” de Diderot, “Segundos afuera” del argentino Martín Kohan; “Tristano muere” la última novela de uno de mis favoritos, el italiano enamorado de Portugal, Antonio Tabucci; “El Silencio del aviador” del belga Paul Nothomb, muerto recientemente y que era el último superviviente de la escuadrilla internacional de aviadores creada durante la Guerra Civil por el novelista André Malraux, a quien él tanto admiraba. Así también una curiosa reseña a “La vida exagerada de Martín Romaña” y una alegoría a su famoso “cuaderno rojo”. También la reseña del último libro de Jorge Volpi, “No será la Tierra”, que según dijo en la pasada Feria del Libro de Lima, cierra con este libro su trilogía del siglo XX.

3 Comments

  1. Querido öscar, gracias por varias cosas:

    1) Por que te gustó mi artículo sobre Delira Agustini. 2) Por aceptar mi invitación a participar en Narrativas, a Carlos Manzano y a mi nos daría mucho gusto que volvieras a hacerlo. La relación Literatura con el cine es muy interesante.

    Y así es, ya pronto sale el no. 5, ya te haré llegar el número.

    Un abrazo

  2. Hablando de Cine y Literatura, hace poco leí un artículo que decía que Rulfo se inspiró o fue influído por Ciudadado Kane de Orsen Welles; estoy releyendo El Llano en llamas de Rulfo, para ver que tanto de cierto hay en ello… en todo caso, no se me había ocurrido.

Leave a Reply