NUEVA ORLEANS MON AMOUR

A pesar de preferir mil veces el invierno o el otoño que el verano, siempre lamentaré la forma en que dichas estaciones me saludan tarde o temprano, obsequiándome una lastimera gripe. En esta ocasión he pasado poco más de una semana en cama, y apenas si soportaba el reflejo del televisor. Luego, trabajo impostergable. He allí mi obligada ausencia del blog. Sin embargo, me las arreglaba para leer cualquier cosa. Así fue que le presté más atención al voluminoso libro sobre jazz que mantengo en el baño: ‘El Jazz. De Nueva Orleans a los años ochenta’ de Joachim E. Berendt. Entonces, como reapareciendo a ritmo de saxo, con mi voz todavía gangosa aunque con las narices despejadas, comparto con ustedes algo de historia al respecto del jazz.

El jazz ha sido siempre asunto de una minoría. Nació en el sur de Estados Unidos a finales del siglo XIX (1890) con el llamado ragtime. Es ya un lugar común decir que el jazz nació en Nueva Orleans. Nadie sabe cuánta verdad hay en ello. Incluso se nombra así a uno de sus iniciales estilos. No obstante Nueva Orleans no fue la única ciudad en cultivarlo. En Memphis y Kansas City, en Dallas y San Luís y en varias ciudades del sur y del medio oeste de Estados Unidos, ya se tocaba jazz en estilos parecidos al de Nueva Orleans. No obstante la crítica jazzística no nació en Norteamérica, sino en Europa. Es decir, la crítica seria.

Fue el director suizo Ernest Ansermet, en 1919, quien escribió la primera valoración digna de tomarse en cuenta. Luego vendría el primer libro sobre jazz, escrito por el belga Robert Goffin en 1929. Así mismo, la primera revista sobre jazz la escribió un francés, Hugues Panassié, a finales de los años veinte. Terminando los años treinta aparece la primera discografía sobre jazz, y fue escrita por otro francés, Charles Delaunay (nombrado por Julio Cortázar en el “El Perseguidor”, famoso relato que trata sobre Charlie Parker). Vale la pena nombrar todo esto, puesto que gracias a ello es que contamos con información escrita al respecto. Entonces, es fácil percatarse de que en los inicios fueran los europeos los que se dedicaran a escribir sobre jazz, pues este arte era (y lo es hasta hoy) aceptado por los artista e intelectuales del viejo continente como un arte a tomarse en serio; a diferencia de lo que ocurría en su país de origen, donde era equiparado como una elevada música circense. Es apropiado agregar que los grandes artistas europeos, desde Hindemith a Stravinski, de Picasso a Matisse, le habían rendido homenaje en sus respectivas obras. Quizás por eso es que varios de los renombrados músicos norteamericanos fueron reconocidos como tales en Europa antes que en Norteamérica. La lista es larga, pero de ellos recordamos a Albert Ayler, Cecil Taylor, Eric Dolphy, Ornette Coleman, Chick Corea, Lester Bowie, Joseph Jarman y Anthony Braxton.

Y cosa curiosa con esto del jazz y las publicaciones escritas, la mayor revista jazzística del mundo no es norteamericana ni europea, sino japonesa: Swing Journal, que aparece en Tokio. Le sigue la Jazz Forum en Varsovia, editada por la Federación Internacional del Jazz. Y por si fuera poco, en Estados Unidos (hasta finales del siglo pasado) los tres más prominentes críticos de jazz eran oriundos de Europa (Leonard Feather, Dan Morgenstern y Stanley Dance). Con esto queda descartada la tesis de Lincoln Collier de que la crítica jazzística nació en Estados Unidos.

Como toda expresión artística, el jazz no está exento de detractores o aguafiestas. Algunos de éstos sostienen que el eclecticismo del jazz es incompatible con el buen gusto. Es decir, que lo que se alimenta de aquí y de allá, de elementos diferentes para crear algo, no es de buen gusto por su condición “impura”. Cosa más absurda. No existe hombre puro. El arte camina con el hombre; y lo sobrevive si es que posee, dicho arte, cierta valía para las sociedades venideras. Y también como el hombre, el arte altera lo presente, transforma ilusiones de futuro, anula o esquiva o se funda en lo pretérito de su existencia para mirar desde allí, y crear o saltar hacia lugares solo accesibles desde el fondo de su memoria. Aquellos detractores olvidan que el jazz es en esencia ecléctico, o sea, impuro. Aquella condición de impureza del jazz es su mejor virtud. La música moderna le debe lo que es al jazz y a su eclecticismo. Desde el charleston hasta el grunch. El jazz es un híbrido desde que nació y lo será hasta que muera. Nosotros, al oír el jazz de hoy, podríamos pensar que es puro; sucede que surgió hace tanto tiempo que ya hemos olvidado, acaso nunca lo supimos, que tan impuro fue alguna vez. El jazz es música humana, decía Erick Dolphy, y esto lo comparten muchos músicos. A Duke Ellington le encantaba hablar dehumanidad”, y la pianista Jo Ann Brackeen ha dicho que jazz significa “hacer espiritual lo humano”.

6 Comments

  1. A veces el estar malito, nos hace descubrir lecturas que igual hubieramos dejado más aparcadas.
    Interesante como vemos que el Jazz es una muestra del multiculturalismo ya temprano. Es como el tango, o el flamenco, que vienen del lamento del pueblo.
    Saludos.

  2. Anónimo

    Me alegro que estès mejor de la gripe.
    El jazz tiene aquì muchos seguidores, y tambièn virtuosos, el mayor es Chucho Valdès, pianista, organista, compositor e instrumentista. Considerado uno de los mejores pianistas del mundo y, por la crítica especializada mundial, como uno de los cuatro mejores jazzistas del orbe.
    Tu pàgina siempre tan culta y elevada. (Zenia)

    http://imaginados.blogia.com

  3. Mientras no haya muertos ni heridos, todo es simple onanismo espiritual. Las discusiones sirven para aclarar la neblina, y si las cortas arbitrariamente, dejas sin visión a las personas.

    No confundas el respeto al ser humano en una página virtual, donde no existe, con el respeto al ser de carne y hueso. Si todo ese grupillo estuviera frente a mí, no solo temblaría de miedo, sino evitarían los insultos. En estos espacios la gente libera lo que no puede liberar en la vida cotidiana, y si entre La Marina y Universitaria son introvertidos con anteojos que no matan ni una mosca, en un blog de cinco pesos, son los súper héroes que en la vida jamás serían. Es una exageración cortar algo que no hacía daño a nadie. Y si daño a alguien hacía, pues urgente a un psiquiatra.

    Este episodio mostró la intolerancia de la que tanto hablaba la jauría. Unos comentarios sinceros hacia un estilo de escribir y todos se fueron en contra. Un deseo real de no querer estudiar en una universidad con el pomposo nombre de “Católica”, y todos lanzan piedras y escupitajos, a la única voz coherente que por ahí anduvo.

    Don Pita, ya tiene sus años para ponerse al nivel de este tipo de alharacosos, debió dejarlos ir hasta el final. O es usted también otro reprimido que se sintió ofendido por el trato a Herbozo y Wiesse, que desde mi punto de vida, son desastrosos ¿Tiene que agradarme todo lo “Made in Católica” para no ser reprimido toscamente? ¿Y las discusiones sobre temas específicos? En realidad nadie discutió ningún tema, ni intentó hacerlo. Solo se ponían fragmentos de librejos de análisis sin entrar al verdadero debate. Se ignoró y despreció a la gran poeta Alejandra Pizarnik, pues los ignorantes no sabían que era poeta reconocida. Imagine que Pizarnik, tan reconocida mundialmente, estuviera posteando ¿Así la hubieran tratado? Encima, se da usted el lujo de confesar no haber leído todos los mensajes, o sea, no haber tenido una idea clara de lo que estaba sucediendo. Y si tan en serio se toma un blog donde protege el sentimiento ajeno a la ofensa y el dolor ¿No se percató de los que seguían atentamente y en silencio una voz liberadora como la mía? Usted los privó de mí. De mi luz ¿Es justo su trato? O favoreció a sus amigos so pretexto de su acción libertaria. Eres uno más del montón. Lo infiero por tus gustos, por tu forma de escribir, por tu cara antigua y narcisista que de payaso viejo sin gracia. Krusty el payaso.

    Con todo el respeto que se merece el arte, y no tú, ente a medio hacer, desde ahora, bautizado por Krusty por la élite intelectual. Francisco Villar.

  4. Mientras no haya muertos ni heridos, todo es simple onanismo espiritual. Las discusiones sirven para aclarar la neblina, y si las cortas arbitrariamente, dejas sin visión a las personas.

    No confundas el respeto al ser humano en una página virtual, donde no existe, con el respeto al ser de carne y hueso. Si todo ese grupillo estuviera frente a mí, no solo temblaría de miedo, sino evitarían los insultos. En estos espacios la gente libera lo que no puede liberar en la vida cotidiana, y si entre La Marina y Universitaria son introvertidos con anteojos que no matan ni una mosca, en un blog de cinco pesos, son los súper héroes que en la vida jamás serían. Es una exageración cortar algo que no hacía daño a nadie. Y si daño a alguien hacía, pues urgente a un psiquiatra.

    Este episodio mostró la intolerancia de la que tanto hablaba la jauría. Unos comentarios sinceros hacia un estilo de escribir y todos se fueron en contra. Un deseo real de no querer estudiar en una universidad con el pomposo nombre de “Católica”, y todos lanzan piedras y escupitajos, a la única voz coherente que por ahí anduvo.

    Don Pita, ya tiene sus años para ponerse al nivel de este tipo de alharacosos, debió dejarlos ir hasta el final. O es usted también otro reprimido que se sintió ofendido por el trato a Herbozo y Wiesse, que desde mi punto de vida, son desastrosos ¿Tiene que agradarme todo lo “Made in Católica” para no ser reprimido toscamente? ¿Y las discusiones sobre temas específicos? En realidad nadie discutió ningún tema, ni intentó hacerlo. Solo se ponían fragmentos de librejos de análisis sin entrar al verdadero debate. Se ignoró y despreció a la gran poeta Alejandra Pizarnik, pues los ignorantes no sabían que era poeta reconocida. Imagine que Pizarnik, tan reconocida mundialmente, estuviera posteando ¿Así la hubieran tratado? Encima, se da usted el lujo de confesar no haber leído todos los mensajes, o sea, no haber tenido una idea clara de lo que estaba sucediendo. Y si tan en serio se toma un blog donde protege el sentimiento ajeno a la ofensa y el dolor ¿No se percató de los que seguían atentamente y en silencio una voz liberadora como la mía? Usted los privó de mí. De mi luz ¿Es justo su trato? O favoreció a sus amigos so pretexto de su acción libertaria. Eres uno más del montón. Lo infiero por tus gustos, por tu forma de escribir, por tu cara antigua y narcisista que de payaso viejo sin gracia. Krusty el payaso.

    Con todo el respeto que se merece el arte, y no tú, ente a medio hacer, desde ahora, bautizado por Krusty por la élite intelectual. Francisco Villar.

  5. Mientras no haya muertos ni heridos, todo es simple onanismo espiritual. Las discusiones sirven para aclarar la neblina, y si las cortas arbitrariamente, dejas sin visión a las personas.

    No confundas el respeto al ser humano en una página virtual, donde no existe, con el respeto al ser de carne y hueso. Si todo ese grupillo estuviera frente a mí, no solo temblaría de miedo, sino evitarían los insultos. En estos espacios la gente libera lo que no puede liberar en la vida cotidiana, y si entre La Marina y Universitaria son introvertidos con anteojos que no matan ni una mosca, en un blog de cinco pesos, son los súper héroes que en la vida jamás serían. Es una exageración cortar algo que no hacía daño a nadie. Y si daño a alguien hacía, pues urgente a un psiquiatra.

    Este episodio mostró la intolerancia de la que tanto hablaba la jauría. Unos comentarios sinceros hacia un estilo de escribir y todos se fueron en contra. Un deseo real de no querer estudiar en una universidad con el pomposo nombre de “Católica”, y todos lanzaronn piedras y escupitajos, a la única voz coherente que por ahí anduvo.

    Don Pita, ya tiene sus años para ponerse al nivel de este tipo de alharacosos, debió dejarlos ir hasta el final. O es usted también otro reprimido que se sintió ofendido por el trato a Herbozo y Wiesse, que desde mi punto de vida, son desastrosos ¿Tiene que agradarme todo lo “Made in Católica” para no ser reprimido toscamente? ¿Y las discusiones sobre temas específicos? En realidad nadie discutió ningún tema, ni intentó hacerlo. Solo se ponían fragmentos de librejos de análisis sin entrar al verdadero debate. Se ignoró y despreció a la gran poeta Alejandra Pizarnik, pues los ignorantes no sabían que era poeta reconocida. Imagine que Pizarnik, tan reconocida mundialmente, estuviera posteando ¿Así la hubieran tratado? Encima, se da usted el lujo de confesar no haber leído todos los mensajes, o sea, no haber tenido una idea clara de lo que estaba sucediendo. Y si tan en serio se toma un blog donde protege el sentimiento ajeno a la ofensa y el dolor ¿No se percató de los que seguían atentamente y en silencio una voz liberadora como la mía? Usted los privó de mí. De mi luz ¿Es justo su trato? O favoreció a sus amigos so pretexto de su acción libertaria. Eres uno más del montón. Lo infiero por tus gustos, por tu forma de escribir, por tu cara antigua y narcisista de payaso viejo sin gracia. Krusty el payaso.

    Con todo el respeto que se merece el arte, y no tú, ente a medio hacer, desde ahora, bautizado por Krusty por la élite intelectual. Francisco Villar.

Leave a Reply