El verdadero Schindler

Una de las décadas inolvidables del cine moderno (y una de mis favoritas) es la década de los noventas debido a memorables películas de culto, convertidas ya clásicas por diversos motivos. Cómo olvidar al doctor Hannibal Lecter interpretado por un insuperable Anthony Hopkins en “El Silencio de los inocentes” (1991), a Williams Wallace encarnado por Mel Gibson en “Corazón Valiente” (1995), a Nicholas Cage enchamarrado en piel de serpiente como el psicópata enamorado Sailor Ripley enfrentado a Boby Perú en “Corazón Salvaje” de David Lynch (1990), a Keanu Reeves vestido de gabardina y gafas negras luchando en un paralelo mundo de pensamientos y sistemas de computación llamado “La Matrix” en 1999 como El Elegido: el hacker llamado Neo, y así una mediana y sustanciosa lista de películas. Y de ella, quizás una de las mejores, “La Lista de Schindler”, ganadora indiscutible de casi todos los premios de La Academia en 1993, interpretada por Lian Neeson en el papel estelar del empresario industrial naci Oskar Schindler, quien empleaba judíos en su fábrica como pretexto para salvarlos del holocausto. Esta producción dirigida por Steven Spielberg en 1993 está basada en una novela de Thomas Keneally llamada “El Arca de Schindler”. En la vida real Schindler salvó del exterminio a casi un millón de judíos durante el holocausto naci el siglo pasado. Hoy el diario El País de España da cuenta del hallazgo del original de una lista perteneciente a Schindler, redactada sobre el final de la Segunda Guerra Mundial, en la que se encuentra cientos de posibles sobrevivientes de entonces. Son trece páginas de papel frágil y amarillento que contienen los nombres y las nacionalidades de 801 judíos. Es el documento que ayudó a centenares de trabajadores judíos a escapar de los campos de exterminio durante la Segunda Guerra Mundial. Casi setenta años después, un investigador sostiene haber localizado la lista en una biblioteca de Sydney, entre las notas de trabajo del escritor Thomas Keneally, autor deSchindler’s ark”. (…) La lista fue mecanografiada a toda prisa el 18 de abril de 1945, durante los últimos compases de la Segunda Guerra Mundial, y compilada por Oskar Schindler, poderoso industrial alemán con carnet del partido nazi. Me pregunto qué otros papeles vinculados con aquella historia serán descubiertos y que pudieran interesar a Spielberg como material cinematográfico. Acaso ficcionar hallazgos que desaten otras historias, y que incluso pudieran corregir la Historia misma. Nadie lo sabe. Aunque lo más probable es que Spielberg se manifieste al respecto del hallazgo en estos días.

One Comment

Leave a Reply