Ishiguro en corto

Copyright © 2002 by Brian Finney
Leyendo la revista cultural “Ñ” me entero de una noticia muy grata para quienes gustamos del imaginario y la prosa de Kazuo Ishiguro, escritor británico de origen japonés. Se trata de su próximo y primer libro de cuentos: “Nocturnos: Cinco historias de música y anochecer”: Son cuentos cortos, pero no quiero que se publiquen por separado, divididos. Creo que no es algo muy razonable por mi parte porque seguramente funcionarían bien solos, pero siempre he pensado en ellos como formando parte de un mismo libro. Es una obra de ficción que resulta estar dividida en cinco movimientos. Pero eso no es todo. A los que también nos entusiasman las bellas formas del fracaso, la sólida perfección de lo invisible, es decir, todo lo que huela a Bartleby (y creo que Vila-Matas lo anotará en su momento en Dietario Voluble), nos han soltado un dulce: Uno de los cuentos, según adelanta The Guardian, tiene como protagonista a una norteamericana que pretende ser virtuosa del violonchelo. La mujer traba amistad con un joven violonchelista húngaro que se gana la vida tocando en cafés y al que aquélla da clase diariamente con la mayor seriedad e intensidad del mundo.
Un día, el joven se pregunta por qué su tutora no tiene un violonchelo, hasta que descubre por qué: En realidad no sabe tocar ese instrumento. Estaba tan convencida de su genio musical que creía que ningún profesor la satisfaría, por lo que, en lugar de correr el riesgo de que sus extraordinarias dotes quedasen empeñadas por alguna mínima imperfección, prefirió dejarlas sin realizar.
¿Será por eso que he postergado tantas cosas en mi vida? No, obvio que no. Quizás podamos reconocer en “Nocturnos” algunas de las maravillas de “Un artista del mundo flotante” de Ishiguro, aunque con el genio de la violonchenista sin violonchelo, ya tengo bastante.

2 Comments

Leave a Reply